miércoles, diciembre 8

David Ogilvy, el Rey de Madison Avenue (1)

Prologado por su amigo Luis Bassat, y firmado por Kenneth Roman que trabajó con Ogilvy media vida, el libro acaba de llegar a las librerias en castellano, editado por Gestion 2000, subsidiaria de Planeta. Ahí van algunas de las anécdotas más divertidas…

1.-Ogilvy y Bassat cenan con Pascual Maragall y sus mujeres. El President pide al gurú de la publicidad consejo para su próxima campaña publicitaria. “Piense que cada cosa que diga le quitará un voto” explica Ogilvy. “Ahora entiendo la filosofía de Narcís Serra” contesta divertido Margall.

2.-Lo más sorprendente del despacho de Ogilvy eran dos carteles. Si se encendía el Ok podría pasar, si estaba encendido No pasar que no se te ocurriera interrumpirle.

3.-Cuando la cerveza Guinness le contrató Ogilvy andaba leyendo un libro sobre marisco, escrito por un biologo de Yale. A Ogilvy se le ocurrió La guía Guinness de las ostras. Y a esta le sucedieron la guía de las aves, caza, quesos y alimentos que casaban bien con la cerveza Guinness.

4.-Su primer anuncio para Rolls Royce lo hizo famoso. Pasó semanas hablando con ingenieros de la fábrica y fue ahí cuando se le ocurrió esto: “A 100 kilómetros por hora el ruido más fuerte en este Rolls Royce es el de su reloj eléctrico”.  Años más tarde era frecuente ver en Manhattan a Ogilvy bajarse de su Rolls Royce.

5.-En 1963 publico “Confesiones de un publicitario”, el libro se convirtió rápido en un Best seller.

6.-Si alguien fue capaz de hacerle sombra a Ogilvy en aqueños años fue Leo Burnett. Ambos se respetaban, Ogilvy hizo Schweppes y Guinness pero Burnett creó el hombre Malboro cuando la publicidad de tabaco se prohibió en televisión y a él se le ocurrió en 1964 trasladar al modelo a un supuesto país Malboro donde fumaba placidamente a lomos de su caballo. Un año antes la revista Readers Digest publicaba su primer artículo relacionando cancer y tabaco.

7.-A Ogilvy no le gustaba someterse al Método del día después, un sistema de medición para recordar anuncios que consistía en llamar al día siguiente de la emisión del spot a algunos ciudadanos para ver si habían retenido el mensaje. El problema es que el método podía ser útil para productos de gran consumo, como los envasados, pero no para las campaña de estilo de vida para American Express.

8.-Ogilvy admiraba la publicidad de Volskwagen hecha por Bernbach (que tanto inspiró a George Lois). “Los de VW deberían obsequiarte con un castillo en el Rin lleno de comida y sirvientes para la posteridad por esos anuncios” Ogilvy dixit.

9. "Abremonederos" fue la palabra utilizada por Time para referirse a la generación de Ogilvy.


10.-Ogilvy convenció a la Shell que abandonase todo el presupuesto que dedicaba a la televisión y los destinase a poner anuncios en los periódicos contando las virtudes de su gasolina. Hasta entonces jamás un fabricante había publicado los componentes de la gasolina.

3 comentarios:

  1. ¡Vaya personaje!
    Un saludo,
    ERTLandCOHN
    http://blog.ertlandcohn.com

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno Andrés.

    Espero la segunda entrega...

    ResponderEliminar