lunes, abril 18

Mike Tyson en la portada de Esquire

Puños de mantequilla
A riesgo de perder sex appeal (o quizá con la intención de ganarlo) debo confesar que jamás me he peleado (a hostias, me refiero) con nadie. Ni un mísero empujón. Tengo puños de mantequilla. Y sin embargo, el boxeo siempre ha estado cerca de mí. De niño, estreché la Copa del Mundo de los superwelters que José Durán ganó para España en 1976 frente al japonés Koichi Wajima por K.O. en el 14º asalto. Franco llevaba seis meses frío, yo tenía once años; y ya me las agenciaba para ir a repasar matemáticas a casa de un compañero de clase cuyo padre ejercía de mánager del campeón.
Hoy, no hay semana que no coincida con el cubano José Legrá, ex campeón del peso pluma en 1968, que mantiene el charme de entonces y que ahora es el campeón del barrio (que se lo digan a las cajeras del súper, que le dejarían llevarse la compra gratis; ¡menuda labia tiene!). Justo lo contrario que Perico Fernández, cuya tartamudez nos puso inmediatamente de su lado –a mi viejo y a mí– al frente de la vieja Philips del 74, en blanco y negro, cuando se proclamó Campeón del Mundo de los superligeros. Y me acuerdo de Urtáin, Campeón de Europa del peso pesado en los años 70 y de los huevos que le echó Alfredo Evangelista, que aguantó a Muhammad Alí hasta el último asalto y cayó por puntos. ¿Por qué coño Pedro Carrasco, El Marinero de los Puños de Oro, (Campeón de del Mundo de peso ligero en 1971) acabó sus días en la prensa rosa? Y qué decir de Poli (Policarpo) Díaz, Campeón de Europa de peso ligero en el 87, que pasó –como la mayoría en este deporte tan cabrón– de la gloria al lado oscuro.
¿Qué habría sido del boxeo si los diarios de la democracia no lo hubieran expulsado de sus crónicas? Nunca fui a un combate, pero padezco el virus de la mitomanía: Toro Salvaje es mi película favorita y espero ansioso que eBay me mande el número original que Alí hizo para Esquire. Además, siempre soñé con ser speaker: “¡Señoras y señores, en aquel rincón... el Esquire del mes de mayo! ¡Que empiece el combate...!”. Gong.

 

jueves, abril 14

Harper´s Bazaar llega a la calle Almirante


Antes de que llegue al quiosco cualquier revista, normalmente antes, el camión de las revistas para por la calle Almirante 9, tapona la calle y empieza a sacar cajas. No es hasta ese momento cuando comenzamos pensamos totalmente en el siguiente número. La fotografía es de Diego Martínez, editor gráfico de Esquire y recoge el momento en el que el Harper´s Bazaar del mes de Mayo, ya a la venta, se dispone a subir los escalones.

viernes, abril 1

Celebra los 40 años de Alligator Records


Alligator Records, el legendario sello de rock fundado en 1971 celebra su 40 cumpleaños con una recopilación -Genuine HouseRockin´Music since 1971-que resuena como ráfagas de metralla en mis AKG. La abre Koko Taylor- I´m a woman- y la cierra 38 canciones después J.J. Grey and Mofro- The Sun is Shining down. No te la pierdas.

viernes, marzo 25

20.000 followers siguen ya a Harper´s Bazaar España

Si uno busca en Google images un recurso para ilustrar un post tan feliz como este, las imágenes que se puede encontrar pueden hacerte cambiar de opinión. Así que el que más me ha gustado es este (bien pudieran haber sido leguas. Y el Capitán Nemo es tan Bazaar). Enhorabuena a todo el equipo de Harper´s Bazaar España -increible la cobertura de Baselworld- por los 20.000 followers (y la calidad de los seguidores que también es importante). Esto es solo el comienzo.

miércoles, marzo 23

martes, marzo 22

Los caminos del señor

La única vez que he visto a Dios juro que estaba sobrio. Fue hace unos cinco años y me encontraba en pantalón corto ante los sumos sacerdotes del lugar, que me empujaban a presentar una ofrenda, previa rascada de bolsillo. Caían más de 35 grados a la sombra en el exterior de un templo hindú y las pequeñas bolas de mantequilla luchaban por sobrevivir en un pequeño cuenco de agua a la espera de feligreses. La deidad presumía de trompa y la ofrenda consistía en entregarle al elefante (encarnación de Ganesha, el “removedor de obstáculos”) la bolita de grasa láctea. A cambio, el dios paquidermo acariciaba tu cabeza con su trompa peluda.
Cada uno tiene sus dioses y –cuantos más hay– más divertido  se vuelve el politeísmo. Para algunos, Eric Clapton es Dios; para otros, Maradona y su mano divina (y por eso montan una iglesia para que les case... aunque el Pelusa ni se presenta a no ser que alguien afloje la mosca). En Las Vegas, el Dios Elvis te casa si sacas la chequera. Si los ceros son pequeños, en vez de Elvis te ponen un vídeo y la boda sigue sin tener validez en España. Son las aberraciones del mercado del más allá, que a veces se cruza con el del más acá cuando un caco limpia el cepillo de unas monjitas “confiadas”. No nos olvidemos que el robo de parroquias y los asaltaconventos son uno de los subgéneros clásicos de la historia del lumpen internacional.
Y luego están nuestras diosas: la Loren, Scarlett, Lollobrigida, la Madre Teresa, Madam Curie... ¿Qué sé yo cuáles son las tuyas? Y luego está Buñuel, con su ateísmo por la gracia de Dios (uno de los mejores eslóganes de la publicidad moderna). Y La Vida de Brian, Charlton Heston en Los Diez Mandamientos, Neptuno (que encima es del Atleti) y su reino marino, Camarón como pegatina en la parte trasera de los coches o hasta John Malkovich lanzando pianos a Clooney para vender más café... Y el de José Luis Martín, el Dios de El Jueves, mi favorito. Oh my god! A(Dios). 

Andrés Rodriguez
 Javier Krahe, “Los caminos del Señor”  

viernes, marzo 18

Ya somos 4000 fans de Esquire en twitter

Gracias por silbar. Silbad y ahí estaremos. Esquire crece. Película recomendada: La Comunidad, de Alex de la Iglesia.Salud.